Dieta Proteinas

LA DIETA DE LAS PROTEÍNAS


Bajar de peso no implica pasar hambre ni castigarse. He aquí un ejemplo de régimen que, asesorado por un nutriólogo, puede proporcionarle resultados sorprendentes.

Las proteínas son fundamentales para nuestra existencia: crean células y tejidos, intervienen en reacciones químicas como la digestión o la transportación de oxígeno, permiten el movimiento de los músculos y hasta tienen actividad hormonal.

Por si fuera poco, y para beneplácito de quienes desean bajar de peso sin privaciones, el consumo de grandes cantidades de proteínas hace que se movilicen los depósitos de grasa y activa la liberación de una serie de sustancias llamadas cetónicos, que estimulan al sistema nervioso e inhiben el apetito. De ahí que se ideara un régimen alimenticio que aprovechara esta cualidad, conocido como dieta de las proteínas. Incluye carne de res, pescado, huevos, crustáceos, mariscos y aves, así como requesón, queso fresco, leche y soya. Ya que busca disminuir los niveles de grasa, la única carne que suprime es la de cerdo y sus derivados.

Como fuente de energía (hidratos de carbono) se consumen verduras frescas o cocidas de hoja ancha: acelgas —sin tallo—, berros, coles, espinacas o lechuga, una o dos porciones diarias. Los vegetales crudos deben servirse en raciones aproximadas de dos tazas, y de las cocidas, con una es suficiente. Para sazonar una ensalada, hágalo con un máximo de dos cucharadas de aceite de oliva.

Los alimentos se prepararán a la plancha, hervidos o al horno, en tanto que la condimentación no presenta ninguna limitante. Si hay problemas de mal aliento, éste se erradica con facilidad masticando una hoja de menta o perejil, u otras que contengan clorofila (todas las que son verdes).

Gracias a esta dieta es posible bajar entre 400 y 800 gramos por día durante la primera semana, pasando a un ritmo más lento en la siguiente: uno o dos kilos en siete días. Si desea seguir la dieta, necesitará la asesoría de un médico o nutriólogo para que controle su desarrollo y le ofrezca variedad en los alimentos que ingiera, así como para que le recomiende los suplementos alimenticios más adecuados.

Un par de recomendaciones más: mientras realiza la dieta deberá practicar algún ejercicio al menos dos veces por semana, y tomar 2 litros y medio de agua al día, independientemente de la que bebe durante las comidas.

Si las porciones que se recomiendan a continuación no satisfacen su apetito, puede comer un poco más No obstante, no debe hacerlo en grandes cantidades, pues el hígado transforma el exceso en grasa. Finalmente, evite dulces, chocolate y harinas (tortilla, pasta, pan) así como refrescos y tabaco.

DIETA DE LAS PROTEÍNAS

Desayuno

* Café o té con leche descremada.
* Si tiene más hambre puede comer una rebanada de queso fresco o un huevo cocido.

* Almuerzo
* Yogurt o una ración de jamón o pastel de pavo.
* Té.

Comida
* Un plato de caldo de pollo, res o pescado con verduras.
* Carne de un solo tipo, sea res, pescado, crustáceos o mariscos. No están limitadas las cantidades, pero como referencia puede establecerse la medida de dos filetes de carne.
* Té o taza de café.

Merienda
* Té
* Si tiene más hambre, coma un poco de queso fresco.

Cena
* Un plato de sopa de verduras o ensalada.
* Elija entre pescado a la plancha, queso fresco, huevo o jamón de pavo.
* Antes de dormir puede tomar un té relajante (azahar, tila o naranjo).

Esta dieta no deben hacerla personas con problemas en riñones, hipertensión arterial, altos niveles de colesterol o ácido úrico en la sangre. Quedan también excluidas las personas con diabetes, las que presentan alteraciones mentales y embarazadas. La mujer posmenopáusica puede hacerla, sin olvidar la administración de suplementos de calcio.

Dieta de la Fruta

Dieta de la Fruta

La dieta de la fruta es una dieta con la que se puede adelgazar y desintoxicar el cuerpo y todo el organismo en 5 días.

Además de adelgazar y desintoxicar el organismo, la dieta de la fruta contiene grandes cantidades de vitaminas y es muy refrescante con lo cual es un tipo de dieta muy apropiada para llevar a cabo durante las épocas de más calor como el verano.

La dieta de la fruta es una dieta muy fácil de realizar ya que se adapta a las necesidades y actividades de cada persona. Por otro lado, para que la dieta de la fruta tenga unos resultados satisfactorios es preciso beber dos litros de agua diarios y realizar algún tipo de ejercicio físico de forma regular para ayudar a eliminar grasas y tonificar el cuerpo.

Procedimiento:

Día 1:
Para desayunar

* Dos porciones de fruta al gusto.


Para comer

* Filetes de pescado al gusto cocido a la plancha.
* Dos piezas de fruta al gusto.


Para merendar

* Dos porciones de fruta al gusto.


Para cenar

* Tres rodajas de queso mozzarella.
* Dos porciones de fruta al gusto.

Día 2:
Para desayunar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para comer

* 1/4 de pollo a la plancha, sin la piel ya que es donde se encuentra la mayor concentración de grasas y toxinas, aliñado con jugo de limón.
* Dos porciones de fruta al gusto.

Para merendar

* Dos porciones de fruta.
* 2 piezas de fruta al gusto.

Para cenar

* Dos yogures desnatados al gusto.
* Dos piezas de fruta al gusto.

Día 3:
Para desayunar

* 2 porciones de fruta al gusto.

Para comer

* Una tortilla francesa.
* Dos porciones de fruta al gusto.


Para merendar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para cenar

* 50 gramos de queso descremado.
* Dos porciones de fruta al gusto.

Día 4:
Para desayunar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para comer

* Dos filetes de pescado a la plancha aliñado con jugo de limón.
* Dos piezas de fruta al gusto.

Para merendar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para cenar

* Dos rebanadas de pan integral con queso descremado.
* Dos piezas de fruta al gusto.

Día 5:
Para desayunar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para comer

* Una lata de atún.
* Dos piezas de fruta al gusto.

Para merendar

* Dos porciones de fruta al gusto.

Para cenar

* Dos vasos de leche desnatada sin azúcar.
* Dos porciones de fruta al gusto.

La dieta de la fruta es para realizarla durante 5 días con lo cual no se recomienda su prolongación. Por otro lado su bajo contenido calórico puede provocar carencias nutricionales por lo que se aconseja acudir a un especialista que adapte la dieta a las necesidades y características de cada persona.

Dieta Adelgazar

Dieta Adelgazar

Dieta rápida para bajar 7k

Muchas de nosotras necesitamos una dieta que sea efectiva y rápida, con esta dieta perderás de 6 a 7 Kg en una semana.

Se comienza con la toma de un jugo que deberás tomar antes de cada comida. Necesitarás para el jugo: 7remolachas grandes, 7 zanahorias y 7 naranjas, pasarlas por estractor de jugos y guardar en el refrigerador.

Lunes:

Desayuno: Una taza de café, una rebanada de pan tostado y una manzana.
Comida: Sopa de verduras con pollo (1 taza).
Cena: Ensalada de frutas.

Martes:

Desayuno: Cereal con leche.
Comida: Dos filetes de pechuga de pollo con ensalada de tomates.
Cena: Crema de Papa.

Miercoles:

Desayuno: Una taza de café , una rebanada de pan tostado y una manzana.
Comida: Filete de pescado con ensalda de lechuga
Cena: Crema de Zanahoria.

Jueves:

Desayuno: Cereal con leche.
Comida: Torta de huevo con Atún.
Cena: Sandwich Express.

Viernes:

Desayuno: Una taza de cafe , una rebanada de pan tostado y una manzana.
Comida: Brochetas de verduras.
Cena: Yogurt de Frutas y gelatina.

Sábado:

Desayuno: Cereal con leche.
Comida: Sopa de Pescado.
Cena: Papa Sorpresa.

Domingo:

Desayuno: Una taza de café , una rebanada de pan tostado y una manzana.
Comida: Filete de pavo con ensalada de verduras.
Cena: Tacos de carne asada.

Recomendaciones:

Café descafeinado.
Sustituto de azúcar.
Leche en polvo (2 cucharadas para cada café y 3 para cereal)
Cereal de fibra o de maíz (sin azúcar)
Yogurt natural.
Mayonesa light.
Requesón
Para sasonar las carnes asadas añades pimienta, curry o cualquier sasonante (entre más sabroso mejor) Mastica los alimentos (sobre todos las comidas) muy despacio y disfrutándolas para saciar el apetito.

La crema se hace licuando la verdura previamante cocida y agregando 2 cucharadas de yogurt, 1 de requesón y trocitos de 1 salchica de pavo. Utiliza para las sopas mucho tomate y sasonador (no irritante).

Las brochetas se hacen en palitos para brochetas, las verduras y salchichas previemante picados se frien en una cucharada de yogurt hasta dorar y agrega sasonador.

La papa sorpresa contiene queso cremoso y pechuga en su interior, prepárala al horno.

La ensalada de frutas contiene 2 manzanas, 2 peras y 1 plátano (no muy maduro) bañados con mucho yogurt natural.

No se utiliza sal para ninguo de los alimentos.

Dieta Zona


Dieta Zona


La dieta la Zona - The Zone diet

La dieta la Zona es una de las dietas más populares de los famosos en Hollywood incluyendo a Jennifer Aniston. Según Jennifer esta es la unica dieta que le a funcionado a ella, Jennifer es ultra flaca y se mantiene asi siguiendo la dieta La Zona y haciendo ejercicio.

En qué consiste la dieta de la zona

La dieta para estar en la Zona nació en Estados Unidos gracias a Barry Sears.
El bienestar, la ausencia de enfermedad, la salud óptima es el estado metabólico en el que el cuerpo y la mente funcionan al máximo de su eficiencia (eso es estar en al Zona). La vía para entrar en la Zona consiste en una dieta equilibrada, en la que hidratos de carbono, proteínas y grasas se encuentran rigurosamente controlados dentro de cada comida.

Esta dieta nace como oposición a las dietas ricas en hidratos de carbono, puesto que éstas no consiguen hacer desaparecer el exceso de grasa corporal; esto es debido a que provocan una superproducción de insulina, y la producción de eicosanoides malos. El exceso de insulina se traduce en un descenso del nivel de azúcar (glucosa) en la sangre, que es transformada en grasa y al mismo tiempo bloquea el acceso a nuestras reservas de grasa, todo ello en última instancia conduce a la enfermedad. Esta es la explicación de porqué las dietas altas en hidratos de carbono, producen sensación de fatiga, cada vez hace que nos sintamos con menos energía física y cada vez acumulemos más grasa corporal.

En la Zona se tiene más fácil acceso a las reservas de grasa acumulada (en vez de a los hidratos de carbono acumulados) como fuente de energía, lo que además se traduce en una mayor concentración mental, que no sólo ayuda a ser más productivos, sino que mejorará el rendimiento físico.

En la dieta para estar en la Zona, se aconseja realizar cinco comidas al día, dos de las cuales serán livianas.
Nunca se deben dejar pasar más de 4 ó 5 horas entre ellas, ya que de lo contrario se dispara la tasa de insulina y se alteran los niveles de azúcar en la sangre.

Característica de la dieta

1- Esta es una dieta baja en carbohidratos y elimina prácticamente todo tipo de granos.

2- Limita las grasas y se ingieren solamente grasas saludables

3- Se consumen muchos vegetales y frutas y proteínas de origen animal bajas en grasa

¿Como es la dieta?

1- En la zona. En esta dieta el principio fundamental es mantenerse en la Zona. La zona tiene un nivel ideal de 30-30-40. Esto significa consumir 30 % de calorías provenientes de proteínas, 30% de grasa y 40 de carbohidratos (verduras y frutas).

2- Bloques de alimentos. La dieta se vuelve un poco mas complicada porque para mantener estos porcentajes el Dr. Sears en su libro explica el concepto de bloques de alimentos. Cada bloque es una guía para mantener los porcentajes correctos para estar en "la zona" el numero de bloques que cada persona consume dependen del peso de esta.

3- Una comida en la dieta: La forma más fácil de imaginarte esto es: imagínate un plato normal divide este plato en tres partes iguales. Una de estas partes será proteína magra (sin grasa o baja en grasa) el resto son vegetales y frutas con un poquito de grasa saludable.

La proteína es una pieza de carne o pescado del tamaño y espesor de la palma de tu mano. Las grasas saludables son el aceite de oliva, aguacate y otros similares.

4- Meriendas. En la dieta se consumen meriendas que también deben de seguir las proporciones de las comidas normales pero son mas chicas. Las comidas principales se consumen cada 4 o 5 horas y las meriendas pueden ser cada 2 o 2.5 horas. Las meriendas son importantes para mantener las hormonas balanceadas y o sentir hambre. Para controlar los niveles de insulina se consume aceite de pescado en cápsulas por su alto contenido de ácidos grasos Omega 3.


La dieta permite comer esporádicamente pequeñas cantidades de pan entero y otros granos.

Ejemplo de menú de la dieta The Zone

Desayuno

1 toronja en jugo.

1/2 manzana.

2 claras de huevo fritas en1 cucharadita de aceite de maíz.

1 rebanada de jamón de pavo.

50 g. de queso panela.

Media mañana

1/2 pera.

1/4 de taza de queso cottage.

1 nuez.

Almuerzo

90 g. de carne, pollo o pescado.

1/2 taza de arroz.

2 tazas de verdura cruda.

1 cucharadita de aceite.

1 kiwi

Media tarde

3 galletas saladas.

50 g. de queso panela.

2 aceitunas.

Cena

90 g. de atún.

2 tazas de lechuga.

1 jitomate.

1/2 rebanada de pan integral.

1/2 cucharadita de mayonesa light.

Dietas Rapidas


Dietas Rapidas


Dieta de la fruta

Como ya sabemos las frutas tienen un alto valor nutritivo, son asimiladas fácilmente por el organismo, aportan gran cantidad de líquidos y como si fuera poco son muy sabrosas.

Con esta dieta buscaremos sacar el máximo provecho a las propiedades de las frutas.

Precauciones de la dieta de la fruta

• Es necesario equilibrar la ingesta de nutrientes, no olvide que las frutas poseen un bajo valor calórico.
• No realizarla por más de 10 días consecutivos
• Se debe seguir al pié de la letra
• No realizarla sin previa consulta a su médico de cabecera y luego de realizarla también debe consultarlo para evaluar su estado nutricional.
• Si sufre algún malestar físico o debilidad durante la ejecución de la dieta no dude en interrumpirla.
• De más está decir que si padece alguna enfermedad o debilitamiento no podrá realizarla


Día 1

Desayuno

2 rodajas de sandía y 1 kiwi

Colación

1 manzana

Almuerzo

2 filetes de merluza al vapor, 2 rodajas de melón y 1 pomelo grande

Colación

1 pera

Cena

3 rodajas de muzzarella descremada, 1 ensalada de frutas y

2 rodajas de ananá (piña).

Día 2

Desayuno

1 naranja y 1 pera

Colación

2 rodajas de melón

Almuerzo

1 lata de atún al natural, 2 rodajas de ananá y 1 manzana

Colación

1 ensalada de frutas.

Cena

1 porción (50 g) de queso descremado, 1 pomelo y 2 rodajas de sandía.

Día 3

Desayuno

1 ensalada de frutas y 2 rodajas de melón

Colación

2 rodajas de ananá

Almuerzo

1 pechuga de pollo a la plancha con limón, 1 pera y 1 naranja

Colación

1 manzana.

Cena

2 yogures descremados, 1 kiwi y 2 rodajas de ananá

Día 4

Desayuno

1 pomelo y 1 manzana

Colación

1 pera

Almuerzo

3 rodajas de peceto al homo, 2 rodajas de melón y 1 ensalada de frutas

Colación

1 naranja

Cena

2 vasos de leche descremada, 1 kiwi y 2 rodajas de sandía.

Día 5

Desayuno

2 rodajas de ananá y 1 kiwi

Colación

1 pomelo

Almuerzo

1 huevo y clara cocidos, 1 manzana y 1 naranja

Colación

2 rodajas de melón

Cena

1 taza de caldo, 1 ensalada de frutas y 1 pomelo.

• Del día 6 al 10 se deberá repetir la rutina.

DIETAS

DIETAS
19 IDEAS PARA BAJAR DE PESO

Cada día hay más personas que se atracan con porciones gigantescas de alimentos procesados, engordadores y nada saludables, o bien, que se matan de hambre con la última dieta hiperrestrictiva que nadie soporta más de unas cuantas semanas sin sentirse desdichado y famélico. ¿Por qué tanta gente ha renunciado al sencillo placer de comer bien, con moderación y sin sentir culpa?

Los expertos coinciden en que la mejor manera de conservar la línea y disfrutar la comida es adoptar (o readoptar) los hábitos tradicionales: consumir alimentos frescos y enteros en porciones moderadas y relajarse con la familia y los amigos a la hora de comer y durante la sobremesa. Estas costumbres perduran en muchos países de todo el Mediterráneo, América Latina y Asia, donde las tasas poblacionales de obesidad han sido históricamente bajas (al menos hasta que la propagación mundial de la comida rápida y el estilo de vida sedentario incrementó la obesidad en todas partes). En esos sitios, "hacer ejercicio" consistía en ir al trabajo o a la escuela en bicicleta, y una dieta baja en grasas significaba aumentar el volumen de la carne envolviéndola en hojas de col o mechándola con verduras. Si deseas comer lo que te gusta sin tener que adoptar una dieta muy restrictiva, sin padecer hambre y sin sentirte culpable, pon en práctica los siguientes consejos:

Comienza con una sopa. Barbara Rolls, profesora de nutrición en la Universidad Estatal de Pensilvania, afirma que ésta es una de las mejores estrategias para bajar de peso, ya que comer sopa (en especial la de verduras) antes del plato fuerte apresura la sensación de saciedad y, por tanto, uno tiende a comer menos. Un estudio de dos años de duración realizado en Francia con 2188 hombres y 2849 mujeres mostró que los participantes que comían sopa cinco o seis veces por semana tendían a presentar un índice de masa corporal (IMC) inferior a 23 (límite entre el peso normal y el peso bajo); en cambio, los sujetos que comían sopa con poca frecuencia o nunca tendían a presentar un IMC de alrededor de 27 (sobrepeso).

Haz del almuerzo tu comida principal del día. Este hábito es común en muchos países, y una buena razón de por qué resulta saludable la proporciona el ayurveda, el sistema hindú para alcanzar el bienestar, de 5000 años de antigüedad. "Según el ayurveda, estamos diseñados para comer más en el almuerzo porque nuestro 'fuego' digestivo, llamado agni, es más fuerte entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, por lo que digerimos con más eficiencia", explica la dietista Jennifer Workman, especialista en ayurveda de Boulder, Colorado. "Algunos de mis pacientes han conseguido bajar de dos a cuatro kilos de peso tan sólo con un buen almuerzo diario".

Piensa en calidad, no en cantidad. A diferencia de los franceses, que detestan la "comida dietética" procesada y prefieren las verduras, las carnes, el pescado, los productos lácteos e incluso los postres de buena calidad, los estadounidenses y otros pueblos se atiborran de alimentos dietéticos procesados y de dulces. Cuando la comida es fresca y sabrosa, uno puede quedar satisfecho con porciones menores. "La alta cocina francesa impuso la norma de comer porciones pequeñas", dice el doctor David Katz. "En parte, el acto de comer es para obtener placer, así que si elegimos alimentos de calidad, podemos disfrutar la comida y al mismo tiempo ingerir menos calorías".

Mezcla sabores. Según el ayurveda, incluir en una comida los seis sabores básicos --dulce, ácido, salado, amargo, picante y astringente-- es la clave para quedar satisfecho y sin deseos de consumir comida chatarra más tarde, señala Jennifer Workman. ¿Cómo empezar? El siguiente menú contiene todos los sabores: salmón con aderezo de yogur y eneldo; col rizada sofrita y bañada con chutney de mango; camote untado con un poco de mantequilla y espolvoreado con sal marina, y una taza de té chai y un trozo pequeño de chocolate oscuro.

Ponle color a tu dieta. Los japoneses tienen un dicho: "No adornar la comida con color es como salir a la calle sin ropa". El color no sólo hace más atractiva la comida, sino que elegir de manera consciente alimentos coloridos ayuda a agrandar las porciones sin aumentar la cantidad de calorías. Un estudio de la Universidad Cornell realizado con 6500 adultos de zonas rurales de China mostró que aunque los chinos comen cerca de 30 por ciento más que el hombre estadounidense medio, pesan alrededor de 25 por ciento menos, debido en gran parte a que consumen muchas verduras y legumbres. Los japoneses procuran incluir cinco colores en cada comida: rojo, verde azulado, amarillo, blanco y negro; para ello comen, por ejemplo, pimiento rojo, calabaza, brócoli, cebolla y frijoles negros o aceitunas negras. "Nos gusta la variedad", dice la profesora Rolls, "pero en vez de obtenerla comiendo --digamos-- galletas surtidas, deberíamos consumir más a menudo estos alimentos nutritivos y bajos en calorías".

Consume grasas sanas. Aceites saludables como el de oliva y el de canola, básicos en la dieta mediterránea y en la de la isla japonesa de Okinawa, respectivamente, les dan sabor a las verduras, por lo que uno tiende a comer éstas en mayor cantidad. Según un estudio realizado en España, las personas que consumían más aceite de oliva también comían más verduras; además, como sabemos, una dieta rica en vegetales es fundamental para mantener un peso saludable. En un estudio de 12 años de duración llevado a cabo con más de 74,000 enfermeras, investigadores de las Universidades Northwestern y Harvard observaron que entre aquellas que incluyeron más frutas y verduras en su dieta se redujo en 28 por ciento el riesgo de tener un sustancial aumento de peso.

Cuando comas, sólo come. Muchas personas acostumbran comer y beber mientras trabajan o ven televisión, y consumen comida rápida en el auto, hábitos comunes entre los estadounidenses y otros pueblos. En Japón se considera de mala educación comer mientras se camina, y en Francia jamás se bebe café en el coche porque los vehículos franceses no tienen portavasos. Al distraerse con el trabajo, el tránsito o la televisión, uno tiende a comer de más sin siquiera darse cuenta, advierte el doctor Dean Ornish. "Si uno pone atención a lo que está comiendo, lo disfruta más y no necesita comer tanto", dice.

No te saltes comidas. Una razón por la que las mujeres francesas casi no engordan es que hacen tres comidas al día. Hay quienes creen que al saltarse comidas bajarán de peso, pero lo único que logran es desencadenar una "respuesta primitiva de temor al hambre" que los lleva a atracarse más tarde, explica el doctor Katz. "A través de la historia hemos tenido poco de comer, así que cuando pasamos periodos largos sin comida provocamos esa reacción innata que nos incita a comer como locos mientras podamos, porque muy a menudo no podemos". Desayuna bien todos los días. Los estudios muestran que las personas que desayunan son más delgadas que las que se saltan el desayuno.

Para de comer antes de saciarte. Los habitantes de Okinawa que llevan la dieta tradicional, cuyo índice de masa corporal es de 21.5, en promedio, llaman hara hachi bu a comer hasta quedar saciado al 80 por ciento. No te estamos sugiriendo que te levantes de la mesa con hambre; sólo ten en cuenta que cuando comes hasta reventar se te dilata el estómago una quinta parte en cada atracón, por lo que inevitablemente necesitas más comida para quedar satisfecho. Al decir del doctor Bradley Willcox, soltar los cubiertos "al primer indicio de saciedad" permite al cerebro darse cuenta de que uno ya está satisfecho antes de atiborrarse de comida.

Come sólo para saciar el hambre. Además de por hambre, mucha gente come por tedio, soledad, estrés o miedo. "Quien busca en la comida una solución para sus problemas no puede aspirar a mantenerse delgado", dice el doctor Katz. "Si comes por aburrimiento, cultiva un pasatiempo; si lo haces para reducir el estrés, aprende meditación o yoga".

No comas solo. Comer con la familia o los amigos, en vez de hacerlo solo en el auto, el escritorio o el sofá, no sólo hace más grata la comida, sino que ayuda a adelgazar. "Comer con otros nos permite moderarnos", señala Katz. "Si uno come más despacio, aumenta la probabilidad de que se percate de que ya está satisfecho antes de comer más de la cuenta".

Toma una copa de vino. Alimento básico de la cocina mediterránea, el vino hace más disfrutable la comida, y como contiene potentes sustancias antioxidantes, es uno de los factores por los cuales los pueblos mediterráneos tradicionalmente han tenido tasas bajas de enfermedades cardiovasculares y de mortalidad a pesar de que sus dietas contienen más grasas que las de otras culturas. Y aunque algunas investigaciones muestran que tendemos a comer más cuando ingerimos bebidas alcohólicas, un estudio finlandés reveló que los hombres que beben vino tienden a estar más delgados que los abstemios.

Muévete. En muchos países mediterráneos y asiáticos las personas tienden a ser delgadas porque son más activas. No es que se pasen horas en el gimnasio; simplemente caminan mucho. Este hábito puede aportarnos beneficios a todos. Un estudio de 200,000 estadounidenses realizado por la Universidad Rutgers en New Brunswick, Nueva Jersey, mostró que los habitantes de las ciudades pesaban 2.7 kilos menos que quienes vivían en los suburbios, en gran medida porque, en vez de usar el auto, caminaban más. "No se trata de sudar la gota gorda, sino de mover el cuerpo", dice el experto Will Clower.

Ejercicios perder peso

Ejercicios perder peso




En este video te voy a mostrar los ejercicios que bedes de hacer diario para poder bajar peso.

ADELGAZA

ADELGAZA
DIETA ANTIFRACASO

Seguir una dieta es complicado y seguro que en más de una ocasión has intentado hacer régimen y has acabado abandonándolo a la primera de cambio porque no has visto los resultado.

Si eres de las que has empezado una y otra dieta y las has abandonado todas, tenemos la solución a tu problema: el régimen antifracaso, perfecto para las mujeres con poca disciplina pero con muchas ganas de estar en forma. Aunque te parezca estricta lo cierto es que puedes introducir alguna variación, siempre dentro de los cánones que te marcamos. Además, también puedes acompañar tus meriendas con algún zumo, gaseosa o bebida isotónica.Eso te lo hará más fácil.

LUNES

Desayuno• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado o integral• Un trocito de queso magro.
Media mañana • Un yogur o un vaso de leche descremadaAlmuerzo• Caldo o sopa de vegetales• Dos rodajas finas de pescado blanco al horno• Brocoli al ajillo• Cóctel de frutas con un trocito de queso blanco
Merienda • Infusión con leche descremada• Copita de tutti-frutiMedia tarde• Un jugo o infusión• Media manzana o pera al horno con canela
Cena• Caldo o sopa de hortalizas• Salpicón "multicolor" con zanahoria, cebolla, tomate, arvejas y huevo• Ensalada "a todo verde" con lechuga, apio, puntas de espárrago y berro• Una tajada de melón

MARTES

Desayuno• Infusión con edulcorante• Mini-sandwich "light" con una rebanada de pan de salvado o integral, con una rodaja de tomate, una cucharada sopera de queso blanco descremado y un trocito de jamón cocido
Media mañana • Batido de fruta, preparado con una fruta pequeña y un vaso medio de leche descremada
Almuerzo• Caldo o sopa de vegetales• Pollo al grill con limón• Ensalada tricolor con repollo blanco, zuchini y rabanitos• Cóctel de cítricos: media naranja y media toronja rosado
Merienda• Infusión con edulcorante o un vaso de jugo• Una pizza pequeña hecha con una rebanada de pan de salvado o integral, una rodaja de queso crema, tomate y orégano, todo gratinado al horno
Media tarde• Un yogur o leche cultivada descremada con dos almendras fileteadasCena• Caldo o sopa de vegetales• Brochette agridulce con cubitos de cebolla, ají, tomate, palmitos y zanahoria• Ensalada de lechuga de escarola con pepinos• Gelatina, yogur o batido sin azúcar

MIÉRCOLES

Desayuno • Un vaso de jugo de naranja recién exprimido• Un yogur descremado (si se quiere, con tropezones de frutas) y una cucharadita de semillas de lino, sésamo o girasol
Media mañana • Infusión con leche descremada• Una manzana
Almuerzo • Caldo o sopa de vegetales• Filete de merluza a la napolitana• Ensalada de la huerta hecha con tomate, remolacha, judías, apio...• Ciruelas frescas
Merienda• Un vaso de leche de soja• Una rebanada de pan de salvado con queso blanco
Media tarde• Infusión cortada con leche descremada• Dos pedazos de piña
Cena • Caldo o sopa de vegetales• Soufflé verde de espinaca, cebolla de verdeo y puerro con dos claras batidas a punto nieve y especias• Un tomate de ensalada cortado al medio con orégano• Una tajada de sandía

JUEVES

Desayuno• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado o integral tostada• Una cucharada sopera de queso blanco descremado
Media mañana • Un yogur o un vaso de leche descremada• Un vaso de jugo de toronja
Almuerzo• Caldo o sopa de vegetales• Milanesa de soja con queso magro gratinado al horno• Ensalada de repollo, apio, zanahoria y arroz integral• Un helado, sí, sí, un helado (a ser posible sin azúcar)
Merienda• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado o integral tostado• Media taza de ensalada de frutas con edulcorante
Media tarde • Media manzana al horno espolvoreada con canela
Cena• Caldo o sopa de vegetales• Salteado de calabaza, acelga y huevo• Ensalada "campestre" de berro, lechuga, col y apio• Una taza de uvas

VIERNES

Desayuno• Infusión con leche descremada• Una tostada con queso compacto magro
Media mañana• Un yogur o leche descremada con trocitos de naranja
Almuerzo• Caldo o sopa de vegetales• Un trocito de lomo a la pimienta• Ensalada de palmitos, ají y tomate espolvoreada con albahaca y ajo picados• Medio pomelo con edulcorante
Merienda• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado, integral o de centeno• Una cucharada sopera de queso blanco descremado con ralladura de limón
Media tarde• Una manzana asada, sobre la que podemos espolvorear cacao amargo para dar más gusto
Cena• Caldo o sopa de vegetales• Salpicón "con sabor a mar" de lechuga, tomate, zanahoria, aros de cebolla y palitos de pescado, aderezado con una cucharadita mayonesa light• Postre de fruta

SÁBADO

Desayuno • Infusión con leche descremada• Tres galletitas de salvado, trigo o de avena• Un trozo de queso o bien un par de cuharaditas de queso de untar
Media mañana• Un vaso de jugo• Miscelánea de frutas
Almuerzo• Caldo o sopa de vegetales• Un trozo de tarta de atún o caballa• Ensalada de berro e hinojo, espolvoreada con ajo y perejil• Pelón fresco
Merienda• Un yogur descremado con frutas• Una rebanada de pan de salvado o integral con queso compacto magro
Media tarde• Un vaso de jugo• Un barquillo de apio con queso y nuez picada
Cena• Caldo o sopa de vegetales• Salteado de verduras con clara de huevo• Ensalada de hojas a elección• Brochette frutal "arco iris" de naranja, guineo y kiwi

DOMINGO

Desayuno• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado o integral• Una cucharada de queso blanco descremado con frutillas fileteadas
Media mañana • Un yogur o un vaso de leche descremada con una cucharadita de semillas de lino, sésamo o girasol
Almuerzo • Caldo o sopa de vegetales• Suprema de pollo al orégano• Ensalada de tomate
Merienda• Infusión con leche descremada• Una rebanada de pan de salvado o integral• Una cucharada de queso blanco descremado (por ejemplo con esencia de vainilla) y una cucharadita de jalea
Media tarde • Infusión con edulcorante• Media taza de ensalada de frutas
Cena• Caldo o sopa de vegetales• Ensalada "nutritiva" con brotes de soja, pepino, zanahoria cocida, repollo y cubitos de queso crema• Mousse "refrescante" de cubitos de melón y sandía con yogur descremado o bien jugo de naranja.

Dieta

Dieta
Dieta Bronceadora

La dieta bronceadora combina las cualidades y virtudes de una dieta específica para potenciar el bronceado veraniego con las de una dieta para adelgazar gracias a su bajo nivel calórico.
La dieta para el bronceado esta pensada para ser llevada a cabo en las épocas de verano para poder aprovechar las frutas y las verduras propias de este tiempo las cuales contienen grandes cantidades de vitamina A (betacaroteno), encargadas de pigmentar la piel y darle un color tostado y bronceado.

Además de potenciar el bronceado, las vitaminas y minerales que contienen las frutas y las verduras de esta dieta ayudan a mantener la salud de la piel y de los tejidos de nuestro organismo gracias a los antioxidantes que contienen y que contribuyen a impedir que las células de nuestro organismo envejezcan.

La dieta bronceadora es muy sencilla de seguir, partiendo del ejemplo que ofrecemos, se pueden elaborar otras dietas semejantes para poderla prolongar durante más tiempo.

Procedimiento:

Día: 1Para desayunar

1 Café con leche desnatada
1 Tostada integral con mermelada dietética

Para comer a media mañana
1 Yogur desnatado

Para comer
200 gramos de acelgas hervidas con un chorrito de aceite, vinagre y sal
150 gramos e atún a la plancha con ajo y perejil
40 gramos de pan integral
1 Taza de té verde con limón

Para merendar
1 Mango

Para cenar
Ensalada de tomate y canónigos
125 gramos de carne magra de ternera cocida a la plancha
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día: 2Para desayunar

1 Café
1 Tostada con queso fresco
1 kiwi

Para comer a media mañana
Zumo de tomate

Para comer
Ensalada de zanahoria rallada y apio
100 gramos de hígado a la plancha con cebolla
40 gramos de pan integral
Té verde con limón

Para merendar
1 Papaya

Para cenar
Crema de verduras variadas
1 Tortilla con perejil
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día 3:Para desayunar

1 Café con leche desnatada
3 Galletas integrales

Para comer a media mañana
2 Albaricoques

Para comer
200 gramos de judías verdes
150 gramos de pechuga de pollo a la plancha con ajo y perejil
40 gramos de pan integral
1 Té con limón

Para merendar
1 Manzana

Para cenar
Ensalada de tomate y pimiento
150 gramos de lenguado
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día 4:Para desayunar

1 Tazón de cereales integrales con leche desnatada

Para comer a media mañana
1 Pomelo

Para comer
Ensalada de berros, tomate y cebolla
150 gramos de sardinas a la plancha con ajo y perejil
40 gramos de pan integral
Té verde con limón

Para merendar
1 Yogur desnatada

Para cenar
200 gramos de espinacas hervidas
1 Tortilla de espárragos trigueros
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día 5:Para desayunar

1 Café
1 Yogur desnatado al gusto
1 Macedonia

Para comer a media mañana
2 Quesitos desnatados

Para comer
200 gramos de champiñones salteados con ajo y perejil
200 gramos de conejo a la brasa
40 gramos de pan integral
1 Té con limón

Para merendar
1 Mandarina

Para cenar
Ensalada de col lombarda y lechuga
150 gramos de pescadilla
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día 6:Para desayunar

1 Café con leche desnatada
1 Tostada integral con mermelada dietética

Para comer a media mañana
1 kiwi

Para comer
1 Crema de calabaza
125 gramos de bistec a la plancha
40 gramos de pan integral
Té verde con limón

Para merendar
1 Yogur desnatado

Para cenar
Ensalada de zanahoria y pimiento
1 Tortilla de guisantes
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Día 7:Para desayunar

1 Café
1 Yogur desnatado
1 Macedonia

Para comer a media mañana
1 Zumo de tomate
Para comer
1 Gazpacho
1 Mariscada
40 gramos de pan integral
Té verde con limón

Para merendar
1 Mango

Para cenar
1 Ensalada de tomate, escarola y apio
100 gramos de queso de Burgos
40 gramos de pan integral
1 Infusión al gusto

Para que la dieta sea efectiva y para contribuir a mejorar la calidad de vida es necesario hidratar bien el organismo bebiendo aproximadamente unos dos litros de agua diarios. Esta práctica no solo ayuda a eliminar toxinas del cuerpo sino que lo hidrata e impide posibles deshidrataciones muy comunes en estas épocas del año en la que el sol y el calor inciden plenamente en nuestro ritmo de vida.